Revolución en la computación: Cerca de simular el cerebro humano

El desarrollo de computadoras con un funcionamiento similar al cerebro humano ha dado un gran paso con la publicación de una investigación dirigida por la Universidad de Exeter.

La misma fue publicada en la revista Advanced Materials, e incluyó la primera demostración del procesamiento de información simultáneamente con el almacenamiento, mediante cambio de fase de materiales. Esta nueva técnica podría revolucionar la informática, dando como resultado equipos más rápidos y más eficientes energéticamente, así como más parecidos a los sistemas biológicos.

Los ordenadores en la actualidad se ocupan del procesamiento y del almacenamiento en memoria por separado, resultando en una velocidad reducida por un “cuello de botella”, provocado por la necesidad continua de tomar datos del sistema de almacenamiento para alimentar el procesamiento. Esto es totalmente diferente a todo sistema biológico, por ejemplo el cerebro humano, donde no se hace una distinción real entre la memoria y el procesamiento de información.

Para llevar a cabo estas dos funciones al mismo tiempo, el equipo de investigación utilizó
materiales de cambio de fase, una especie de semi-conductor que presenta propiedades notables. Su estudio demuestra de manera concluyente que el cambio de fase de materiales puede almacenar y procesar información simultáneamente.

También demuestra experimentalmente por primera vez que se puede realizar operaciones de propósito general, tales como suma, resta, multiplicación y división. Y lo más sorprendente es que demuestra que el cambio de fase de materiales se pueden utilizar para hacer neuronas artificiales y por ende sinapsis artificial.

Esto significa que un sistema artificial hecho completamente con dispositivos de cambio de fase podría aprender y procesar información de una manera similar a nuestro propio cerebro.

El autor principal del estudio, el profesor David Wright de la Universidad de Exeter, dijo:

“Nuestros hallazgos tienen implicaciones importantes para el desarrollo de formas totalmente nuevas de computación, incluyendo ordenadores similares al cerebro. Hemos descubierto una técnica para el desarrollo de posibles nuevas formas de cerebros. Por lo que los sistemas informáticos podrán aprender, adaptarse y cambiar con el tiempo. Esto es algo que los investigadores han estado luchando por muchos años.”

Fuente aquí.

Comentarios