El matrimonio más ‘nerd’ sustituye al cura por un robot

Hay quienes prefieren un matrimonio tradicional, de los de iglesia, cura y la marcha nupcial sonando a todo trapo. Otros prefieren la ceremonia sencilla en el juzgado, amigos y familia, que el festejarlo ya vendrá luego. Un tercer tipo prefiere desmarcarse entre lo original y lo grotesco. Por último siempre estarán los que deciden dar un paso más.


Es el caso del matrimonio Hanson, que ante la dificultad para encontrar un amigo que oficiase su boda, decidieron cortar por lo sano y sustituir al sacerdote por un computador.


Miguel Hanson y Diana Wesley son dos norteamericanos aficionados a la ciencia ficción, la fantasía, ordenadores y demás mundillo ‘freak’ que se conocieron a través de un portal de Internet dedicado a tan específicos hobbies.


Él es consultor en tecnologías de la información, ella profesora de lengua de signos en un instituto. Surgió el amor. Decidieron casarse, pero no encontraban quien oficiara el feliz encuentro.

La solución resultó menos ortodoxa de cualquiera esperada. Aprovechando su buena mano para eso menesteres, Miguel decidió programar su propio robot para que oficiara la ceremonia.

El resultado fue el ‘Reverendo Bit’: una pantalla de 32 pulgadas que habla, refleja expresiones faciales y hasta hace algunos chistes. El prodigio, que además también se encargó de dar la bienvenida a los invitados, funciona a través de un ratón y teclado controlado por Miguel. Eso sí, a la hora de casar sí que funciona en modo automático.

La pareja y amigos afirmaron sentirse encantados con la idea, no así la familia, a la que hubo que convencer a regañadientes (comprensible la cara de estupor de los abuelos cuando les explicaron la noticia).

La peculiar unión tuvo lugar en Houston, Estados Unidos, pero hasta que los Hanson firmen en el respectivo juzgado. Mientras tanto, ellos están convencidos de ser los pioneros en una nueva modalidad para pasar por el altar que se extenderá por todo el mundo.

¿Probabilidad de que se popularice? Escasa, aunque probablemente un ordenador tenga muchos menos reparos que un sacedorte en cuanto al matrimonio homosexual o a los divorcios se refiere.


Fuente aquí.

Comentarios