Falla de seguridad permite acceso a la conexión de Internet móvil de cualquier usuario

La empresa alemana Security Research Labs, liderada por el investigador Karsten Nohl, continúa con su cruzada particular para convencer a los operadores de telefonía móvil de que mejoren la seguridad de sus redes. 
Y es que Nohl y su compañero de trabajo Luca Melette han desarrollado un software capaz de capturar el tráfico GPRS (General Packet Radio Service) de los teléfonos cuando se conectan a Internet. Y lo han hecho sin gastarse mucho dinero: con un viejo Motorola customizado y un set de aplicaciones gratuitas. De este modo han sido capaces de leer los datos enviados a través de T-Mobile, O2, Vodafone y E-Plus en Alemania. También han descubierto que Telecom Italia y Wind no cifran sus datos en absoluto. ¿Por qué? Porque así son capaces de controlar el tráfico, filtrar virus… y detectar y suprimir Skype, según denuncian los investigadores. Además, advierten que cualquiera que utilice un interceptor GPRS puede “leer las actualizaciones de Facebook de su vecino”, sus correos electrónicos u observar cualquier otro uso que haga de Internet en un móvil hackeado. “Con nuestra tecnología podemos capturar comunicaciones de datos GPRS en un radio de 5 km“, comenta Nohl según recoge Reuters. Los terminales con el nuevo estándar UMTS (Universal Mobile Telecommunications System) son más seguros, pero esta vulnerabilidad afecta a equipos industriales, sistemas de peaje y “cualquier cosa que utilice GPRS”, incluyendo dispositivos como el iPhone y el iPad de Apple que echan mano del sistema antiguo en zonas remotas. Fuente aquí.

Comentarios