Aseguran que el satélite UARS se va a desintegrar cuando entre a la admósfera

El jefe de Tecnologías de Imágenes de la Agencia de Recaudación de Buenos Aires, Juan Arrigoni, explicó hoy que el satélite UARS "cuando entre a la atmósfera se va a quemar, se va a desintegrar y algunos desechos van a caer en la superficie”. 
“Hasta el momento dicen que este satélite está descontrolado, pero hay que ver en qué magnitud y si pueden hacerlo caer en el océano”, remarcó el especialista. Arrigoni explicó en diálogo con Radio Provincia, que “este satélite tiene 6000 kilos de peso y más de 10 metros de largo. No es un satélite chico, sino más bien grande, porque es un satélite viejo, que tiene más de 20 años”. Arrigoni explicó que “todo satélite tiene una vida útil y lo que se tiene que hacer cuando finalizó es programar la caída, no puede quedar en órbita, porque la chatarra espacial puede producir daños a otros satélites y caer de manera descontrolada a la tierra”. 
“Lógicamente pueden pasar cosas no previstas, como por ejemplo que explote un tanque de combustible, es decir fallas técnicas, aunque de todas maneras los administradores de los satélites tienen previsto cómo hacerlo descender para que no produzca daños”, consideró. 
 Aclaró que “antiguamente no se preveía tanto qué iba a pasar con el satélite cuando quedaba en desuso, pero ahora ya se prevé en la fabricación”. “Hoy se deja combustible para tener una caída controlada, al mismo tiempo que se fabrican satélites mucho más chicos, para facilitar el control de la caída”, resaltó. Subrayó que “si bien nunca pasó que un satélite o una chatarra espacial haya producido daños a una persona, puede ocurrir”. “En este caso, hay algunos factores que no son controlables, lo han logrado bajar un poco pero aparentemente no tienen combustible para dirigirlo a un lugar seguro. Aunque igualmente ya debe haber aproximaciones sobre dónde va a caer y si va o no a causar daño”, agregó. (Télam) Fuente aquí.

Comentarios