El planeador ultraligero Archaeopteryx sustituye el tren de aterrizaje por las piernas del piloto

Los archaeopteryx o arqueópterix son uno de los hallazgos fósiles más importantes de la historia, una pieza clave en nuestro conocimiento de la evolución de los seres vivos.
A principios de marzo, en el Simposio Alpenflug en Innsbruck, Austria, la empresa suiza Ruppert Composite presentó oficialmente un planeador ultraligero con el nombre de estas aves primitivas del Jurásico Superior, para plasmar que el hombre también puede imitar su vuelo e impulsarse como se cree lo hacían: con patas musculadas similares a las de los dinosaurios. El planeador Archaeopteryx no compite con alas deltas rígidas o planeadores al uso, al sustituir el tren de aterrizaje por las piernas del piloto para abrir una nueva perspectiva en la forma de volar.
Este planeador está construido en una estructura de fibra de carbono recubierta de poliéster que le hace dar un peso en báscula de sólo 54 kg, lo que le permite el despegue a pie desde una colina al estilo “Pedro Picapiedra”, sacando el piloto los pies por debajo y llevándolo en volandas como si uno se tirara con un parapente.



La “tracción a pata” también sirve para el aterrizaje, un momento que tardará en llegar pues su poco peso le hacen dominar las corrientes térmicas para permanecer horas y horas sin tocar tierra.
Además también está diseñado para que pueda ser remolcado por otros vehículos para el despegue desde un aeródromo (gracias a una pequeña rueda trasera que también ayuda a no dejarse el culo en el aterrizaje) o incluso para el lanzamiento en bungee desde una montaña.


Fuente aquí.

Comentarios