Genius Pen Mouse: con estilo de lápiz

En el último CeBIT de Hannover os ofrecimos una pequeña aproximación al Genius Pen Mouse, un stylus inalámbrico concebido como alternativa a las populares tabletas Wacom pero que prescinde de un soporte de superficie para darnos más libertad.


Pen Mouse. Diseño
Genius está poniendo mucho énfasis en el diseño de sus productos. Buena prueba de ello es el empaquetado, algo de lo que se suele hablar poco pero que, en el caso del Genius Pen Mouse es cómodo y estiloso.

El Pen Mouse es un dispositivo plug & play, así que no es necesario instalar drivers para su utilización. De todas maneras sí que es recomendable instalar el pequeño programa que trae ya que es el que permite seleccionar la sensibilidad entre 400, 800 o 1.200 Dpi. Esto se realiza pulsando durante unos segundos el cabezal y el botón derecho.

El programa del ratón también permite adaptar el Stylus a la mano izquierda o derecha, así como invertir el ángulo de inclinación en el caso de que prefiramos activar los botones con el pulgar en vez de con el índice.



Por lo demás, el stylus viene acompañado de una funda de transporte, dos cabezales de repuesto y una pinza para extraerlos, una alfombrilla extraplana de quita y pon, así como la proverbial pila tipo AAA de la que se alimenta y el pequeño conector USB 2.0 que lo comunica con el ordenador.

A nivel de ergonomía, el Genius Pen Mouse es un poco más grueso que lo ideal en un lápiz o bolígrafo. Pese a ello es ligero y bastante cómodo de sujetar y operar.



Funcionamiento

El Genius Pen Mouse es prácticamente un ratón con forma de stylus. El cabezal inferior oculta un sensor óptico de 1.200 Dpi La pieza que lo cubre ejerce las veces de botón izquierdo del ratón al apretarla sobre la mesa, lo que es todo un acierto en términos de utilizar el dispositivo como si usáramos un bolígrafo o lápiz convencionales.

Donde ya no es tan bueno es en el diseño por píxeles. Utilizado, por ejemplo, con Photoshop, el Genius Pen Mouse se revela un poco duro a la hora de dar pinceladas cortas para, por ejemplo, retocar una foto. Si el movimiento es sostenido, pulsando el cabezal y manteniendo el movimiento sobre la alfombrilla, no pasa nada, pero los que hayan probado una tableta digitalizadora tipo Wacom con distintos niveles de presión encontrarán el Genius Pen Mouse bastante tosco de manejar.






Fuente aqui.

Comentarios